IMG_1600 am

El consejo parroquial de Economía es un órgano de carácter consultivo, por el que un grupo de fieles, presididos por el párroco le ayudan en la administración económica de los bienes de la parroquia, expresando y realizando de este modo su corresponsabilidad en esta tarea.

Lo preside el párroco, quien, como representante legal de la parroquia, es el administrador de sus bienes. Él es quien fija el orden del día, convoca y modera las reuniones.

Los objetivos del consejo parroquial de Economía son: el asesoramiento en la elaboración del presupuesto, el seguimiento en la ejecución del presupuesto, la preparación del balance anual de las cuentas de ingresos y gastos, la custodia de los bienes del inventario parroquial y la obtención de su mayor rentabilidad, y, por último, la sensibilización de los fieles sobre el deber de contribuir al sostenimiento de la Iglesia.

Es un órgano formalmente distinto del Consejo Pastoral, aunque existe entre entre ambos una debida conexión.

El consejo parroquial de economía, convocado por el párroco, se reúne una vez al trimestre.

Informe económico 2014

logo original recortado completo