IMG_1567 am

La Obra de las Marías de los Sagrarios de Madrid nace el 8 de diciembre de 1911, festividad de la Inmaculada Concepción,  fundada por San Jose Mª Rubio S.J., con el fin de acompañar y reparar a Jesús Sacramentado.

Con este mismo fin funda también a los Discípulos de San Juan.

El fin esencial de la Obra de las Marías de los Sagrarios y Discípulos de San Juan es acompañar al Señor en la soledad de sus Sagrarios, amarle por los que no le aman y reparar por los que le ofenden, rezando muy especialmente por los sacerdotes de las parroquias que tienen encomendadas. Los fines generales son la Gloria de Dios, la santificación de sus miembros y con su ejemplo procurar que se acerquen otras personas a la Eucaristía.

Asimismo las Marías de los Sagrarios y Discípulos de San Juan se ocupan del cuidado y atención de las Parroquias necesitadas de la provincia de Madrid y de las necesidades de sus párrocos.

En la Sede central de Claudio Coello, llamada Casa de Betania, existe un Taller de Ornamentos, donde se elaboran casullas, capas pluviales, albas, manteles, corporales, manutergios, purificadores, etc. para las necesidades de las Parroquias que atienden y también existe un Taller de Formas con el mismo fin.

La Obra de las Marías de los Sagrarios y Discípulos de San Juan tienen dentro de sus prerrogativas encomendar muy especialmente al Santísimo a los Seminaristas de las tres Diócesis de Madrid, que tantas oraciones necesitan y que serán posteriormente  Párrocos en  los Sagrarios.

Las Marías Misioneras son niñas de colegio que dentro de las Marías,  desempeñan la labor de acompañar con sus oraciones ante el Santísimo, a los Sagrarios de las misiones que nos lo solicitan.

logo original recortado completo