Hoy tenemos en nuestra sección uno de los carismas de nuestra parroquia: el grupo de Vida Ascendente. Hemos compartido un rato muy agradable con ellos, en el que hemos podido conocer como la vida espiritual puede seguir creciendo independientemente de la edad. Las ganas, la  alegría y la camaradería que se respira en este grupo han de ser ejemplo para todos nosostros.