Todo un éxito, como cada año, la gymkana que organizó ayer el grupo joven de la parroquia. Fue una oportunidad única para una tarde de convivencia entre los “veteranos” y los niños que esperan entrar el próximo curso. 

Durante la primera parte de la tarde, los niños se dividieron en equipos para superar las cinco pruebas de la gymkana. ¡Competitividad y diversión por igual!…una vez terminada, todos juntos disfrutaron de una merienda en la que comentaron la experiencia. Finalmente, antes de despedirse, fueron todos juntos al Sagrario, donde pudieron compartir con el Señor las experiencias de esta tarde tan agradable. 

               ¡¡¡Hasta la próxima!!!