En la homilía de hoy, solemnidad de la Ascensión del Señor, D. Manuel Palma nos destaca como Cristo asciende al cielo para convertirse mediador entre Dios y los hombres, acortando la antigua distancia infinita.

Ascendiendo al cielo, Cristo nos indica cuál es el norte de nustra vida. Del mismo modo que Él ha ascendido al cielo, nosotros, los miembros de su cuerpo, también estamos llamados a ello.