Como cada domingo, ya tenemos disponible en la sección homilías de nuestra web, la correspondiente al día de hoy. En ella, D. Manuel Plama nos explica cómo el misterio de la Santísima Trinidad no es fruto de la sabiduría, sino que es un regalo del Señor, que nos ha dado a conocer su identidad. No podemos pretender conocer a Dios como conocemos las cosas de este mundo, porque nuestra relación con Él se funda en la fé.

S Agustín intentó explicarlo recurriendo a la siguiente: en el modelo de la Santísima Trinidad, Dios Padre es el amante, Dios Hijo el amado y el Espíritu Santo el amor que une al amante y al amado